d

 

El proceso de fabricación da comienzo con la compra de materia prima de primera calidad a proveedores de plena confianza que nos aseguran su origen. En el caso del roble americano, este es exclusivamente importado de las principales zonas forestales de USA, como son Pennsylvania, Missouri, Kentucky, Minnesota, y Ohio, mientras que para el roble francés tiene su origen en Allier, Tronçais, Limousin y Vosges. La cuidada selección del grano favorece un mayor aporte al vino de los elementos naturales necesarios para conseguir su perfecta maduración y envejecimiento.

l

Cuando la madera verde llega a nuestro fabrica pasa su primer control de calidad y solamente la madera que lo supere será etiquetada, marcando su procedencia y fecha de entrada. Será nuevamente apilada creando espacios entre tabla y tabla para que el aire circule durante un mínimo de dos años.  Es entonces cuando los elementos naturales agua, viento y sol le limpian sus impurezas. A lo largo de más 24 meses la madera será controlada para que alcance un grado de humedad de +- 14.

l

Una vez transcurrido el periodo de secado natural los pallets se llevan a la zona de selección donde nuestro personal irá desmontándolos e inspeccionando en busca de los defectos que puedan surgir tras el secado, rechazando aquellas duelas que no cumplan nuestro estándar de calidad y tamaño. Empleando la maquinaria más moderna que el mercado nos ofrezca en cada momento, cada duela será cepillada y dimensionada para crear nuestras barricas bordelesas de 225 litros.

l

Un experto tonelero irá seleccionando una a una las entre 28 y 30  duelas que compondrán nuestra barrica bordelesa.

Conformaremos el tonel alrededor del aro de trabajo y con nuestros hornos de tostado iremos domándolo con fuego, agua y presión para que curve y tome la forma deseada. Bajo la atenta mirada de Isidoro Martín, se ira controlando el proceso de tostado que podrá ser ligero, medio o alto dependiendo del gusto del cliente.

Una vez lograda la doma y el tostado se retiraran los aros de trabajo para colocar los 8 aros de fleje de galvanizado por las 4 caras

l

Finalmente procedemos al pulido para con ello lograr un acabado satinado que sea agradable a la vista.

En nuestro interés de lograr una barrica perfecta procedemos (a petición del cliente) a quemar el orificio de llenado  para evitar rezumes y manchas antiestéticas, acabando el proceso recubriéndolo de polipropileno y cerrando la parte inferior y superior con una tapa de cartón para evitar que se ensucien o contaminen en el viaje a la bodega.

l

© Tonelería Martín SL 2003

Tonelería Martín SL CIF: B26190355 C/ Viejo de Logroño s/n 26141

Alberite

Registro Mercantil de Logroño, Tomo 320, Folio 210, Hoja Nº Lo-2809,

Inscripción